Juan José Alvarado Saborío: Hijo Predilecto de Tibás

Tibaseño donó los terrenos donde hoy se encuentran el Estadio Saprissa y la Unidad Pedagógica de la Florida. Además de los terrenos donde se construirá el salón comunal de la Florida y la plaza municipal de Llorente.

TIBÁS. Miércoles 01 de agosto del 2018. Mediante el acuerdo X-3 de su sesión extraordinaria No. 115, celebrada el 10 de julio del año en curso, el Concejo Municipal dispuso declarar como Hijo Predilecto del cantón al señor Juan José Alvarado Saborío.

La decisión se tomó en el marco de las celebraciones del 104 aniversario del cantón y por la destacada labor comunal de don Juan José. El pasado domingo 29 de julio su hijo, Francisco Alvarado, develó el retrato de su padre en el Parque de la Democracia de Tibás.

“Ha sido un orgullo para mí y para toda mi familia, estamos muy agradecidos con la Municipalidad y con don Carlos. Hay veces que cuesta reconocer la buena labor pero agradezco por brindarle este reconocimiento a mi padre”, expresó Francisco.

Un caballero generoso

Don Juan José fue un tibaseño de pura sepa, un tibaseño de esos que fueron ejemplares, luchadores y lo daban todo por su comunidad. Era todo un distinguido caballero.

Fue bien educado por sus padres, el señor don Anselmo Alvarado y doña Emilia Saborío.  Su infancia y su juventud fue muy sencilla, llena de disciplina y obligaciones típicas de esa época.

Don Juan fue hijo único, siempre se distinguió por su afán de ayudar al prójimo. Con el paso del tiempo, se enamoró y se casó con la señora María Lilly Quirós Carazo. De este matrimonio nacieron sus seis hijos.

En aquella época la economía era muy dura para su familia pero de una manera muy ingeniosa, don Juan José obtiene por medio de sus habilidades financieras, un apoyo económico para que sus seis estudiaran en el extranjero.

Un hombre abnegado por sus hijos, sacrificado para darles lo mejor. Eran los años cincuentas y sesentas, todo era difícil pero el logró que todos sus hijos tuvieran una educación  superior.

Siempre en busca de involucrarse en cosas mayores, don Juan se convierte en mayordomo principal de la diócesis  local durante 25 años.

Durante ese tiempo, su padre lo impulsó para fundar un barrio nuevo: lo que hoy conocemos como la ciudadela "Anselmo Alvarado". Este vecindario fue creado en una propiedad donada por ellos en el sur de Tibás.

En total, era un área de seis manzanas. Todo esto fue escrito en las páginas doradas de don Juan José con fecha del 12 de abril de 1972. Ese mismo día la Municipalidad de Tibás de aquella época le hizo un merecido reconocimiento Hoy algunos nos preguntamos cómo y porqué el Estadio Ricardo Saprissa se ubica en nuestro querido cantón de Tibás. Pues adivinen, este logro se lo debemos a don Juan José Alvarado Saborío, luego de una lucha tenaz le ganó el pulso a Moravia y Desamparados para que en una de sus propiedades se asentará el famoso Estadio Saprissa, que hoy se ha convertido en todo en símbolo para nuestro cantón.

Hay muchas otras anécdotas que ilustra el carácter ejemplar y servicial de don Juan José, una de ellas fue su aporte económico que le dio al ayuntamiento local tras terminar la Revolución del 48. El país y sus municipalidades no podían operar económicamente, los munícipes tibaseños se movieron para buscar a don Juan José y a su padre para que mediante un préstamo de amistad y confianza, la municipalidad lograra operar nuevamente.

Don Juan José también donó un terreno amplio en la comunidad de Llorente, al sur  de la plaza principal, lugar donde se está trabajando para construir un polideportivo, además, en la comunidad de la Florida también donó los terrenos donde hoy se encuentra la Unidad Pedagógica José Rafael Araya y donde se construirá el Salón Comunal.

Gracias don Juan José, por hacer grande a este cantón, su legado siempre será recordado por las generaciones y nunca olvidaremos el gran hombre que fue.

Podemos decir con firmeza que hoy todo Tibás se siente orgullo por haber sido la tierra que lo vio nacer y siempre estaremos agradecimos por sus grandes proezas escritas con letras doradas.

Gracias don Juan José.

Hacia dónde vamos...

Nuestro cantón tiene todas las condiciones para desarrollarse como una ciudad moderna, con un desarrollo sostenible en armonía con el medio ambiente, en donde siempre la prioridad será el bienestar de todos los ciudadanos y ciudadanas, con un equilibrio social y más solidario.